Tel: 953 40 13 67 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

La historia del hormigón

La historia del hormigón

Para encontrar el origen de las plantas de hormigón en Jaén hay que bucear en la historia hasta llegar a la isla de Santorini, en el Mediterráneo oriental. Allí se inventó el primer hormigón del que se tiene constancia gracias a una mezcla de materiales provenientes de su volcán en el siglo V a. C. Más tarde, habría que viajar algo más al Occidente, hasta llegar a la Antigua Roma, donde los arcos del Coliseo, la famosísima cúpula del Panteón de Agripa o las Termas de Caracalla, entre otras, son ejemplos de la arquitectura con hormigón de la época que ha durado en buenas condiciones hasta nuestros días.

También más allá del Atlántico se crearon algunos tipos de hormigón similares a los que hoy comercializa Hormigones El Condado, S.L. Tanto mayas como incas y aztecas emplearon hormigón en sus grandes construcciones, de forma totalmente independiente al que se usaba en Europa. De hecho, en Europa se dejó de usar durante la Edad Media y el Renacimiento, habiendo pocos ejemplos de su uso entre los que destacan la famosa Torre de Londres, la catedral de Salisbury y el faro de Cornualles, las tres en Inglaterra.

Pero para llegar al hormigón de las plantas de hormigón en Jaén tenemos que avanzar hasta el siglo XIX. En el año 1824 se obtiene por primera vez el hormigón Portland en Estados Unidos y en 1854 el cemento armado, el más utilizado en la actualidad, aunque no se popularizaría hasta la década de los 1890 en Francia, desde donde se extendió a Jaén y al resto del mundo. 

haz clic para copiar mailmail copiado